Comunicamos

Expansión de escaparates digitales

Es cierto que antes de la pandemia y la fantástica Covid el mundo digital estaba en auge y todo apuntaba a que la sociedad avanzaría hacia ese punto, pero tod@s sentíamos que disponíamos de tiempo para que la evolución fuese paulatina, al llegar la pandemia y los confinamientos, la forma con la que interactuábamos con el mundo cambio drásticamente para tod@s sin excepción.

Pensar que tu negocio de siempre no necesita evolucionar es quedarse detrás de todas las personas que hacen lo mismo que tu o mejor. No tomar la decisión de abrir tu proyecto al mundo online a día de hoy hará  que no consigas tus objetivos y al final termines por volver a la casilla de salida.

En el confinamiento

Des de el minuto uno en el que nos tuvimos que encerrar en nuestras casas para evaluar la situación desde otra perspectiva, lo primero que hicimos fue encender nuestros ordenadores y móviles y empezar a trabajar o teletrabajar y a conectarnos ya comunicarnos con el exterior. Como seres sociales que somos nuestra necesidad de conectar se vio obligada a satisfacerse a través de las pantallas y no ha dejado de ser así. Empezamos a renovar el concepto de negocio y lo adecuamos a o que teníamos que era la red.

La cantidad de negocios que dieron el paso al mundo online de multiplico un 300%, para los desarrolladores, diseñadores y trabajadores del mundo del marketing supuso un incremento de su trabajo al mismo nivel. 

Vender

Con todos los negocios físicos cerrados, para los empresarios, mantenerse a flote era cuestión de vida o muerte, al final el sustento de las familias se vio muy afectado para todos, pero os aseguro que muchísimo menos para los que disponían de un espacio online y invirtieron en marketing digital.

El asesoramiento para crear tu escaparate digital fue primordial para todas las personas que decidieron dar el salto. 

 

Las clases, ya fuesen lectivas del colegio, de yoga, gimnasios, los cursos, terapias, reuniones, etc. Todo pasó a llevarse a cabo a través de una pantalla, los restaurantes tuvieron que crearse una presencia online si querían seguir vendiendo sus productos. 

Los que no quisieron invertir en mercado online, no volvieron a abrir después de toda la situación que vivimos y los que si, disponen de dos canales diferenciados de venta e ingreso de beneficio. 


Conclusión

Si tienes tu proyecto en marcha y quieres acabar de entrar en el mundo online, web, digital, como tu quieras llamarlo. No te lo pienses, asesórate, fórmate, pide ayuda para poder llevar a cabo todo lo que necesitas de la mejor forma posible. Este cambio solo te puede traer beneficios. Hoy en día, cualquier cosa que necesites consultar de donde sea, lo primero que harás será coger el móvil y te aseguro que vas a querer que tu respuesta sea por la que se decidan.


Cuenta con nosotras para acompañarte en todo el proceso! 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *